martes, abril 26, 2016

SERÁ QUE?

Pequeño dolor, o grande tal vez? Intrigante al fin y al cabo, pero tan profundo, tan cruel.
Será posible que? La autosugestión desarrolle control sobre la realidad y convierta una pasión en un desgarro lacerante capaz de hundir al individuo en propios bríos?
Que vacío de ti, que falta de estímulo para pensar con coherencia extrema y justa. Imagina que a bocanadas te imploro mía y tú no pretendes siquiera al menos cubrirme con franquezas y me otorgas silencio, como si este no equivale a mil puñaladas juntas en la misma herida.
Acaso no tengo el unísono derecho de convertirme en fugaz? Aunque eso denote falta de amor propio, que en la burda lógica en la que me mantienes significa algo a mejor que nada. Dependiente de migajas, de retazos, de lo que sobra en la mesa de la opulenta indiferencia.
Me haces la pieza menos protagonista, la que juega el rol de la más ignorada? Porqué serte fiel?  Porqué quererte? Porqué idolatrarte? Porqué  gastar en ti el tiempo si te complace hacerme nadie?...
Simplemente porqué escribirte y porqué  desnudar mis palabras ante unos ojos esbirros de lujuria? Ojos cunas de la miel y valle del hastío. Y a quién si no a este dolido y viejo corazón debería culparle, verdad?
Quizá aún no aprendo, ruedo y tropiezo, como condena de un destino atónito, que se me cuela por entre los dedos.
Crees que aún tengo algo más por decir?...
Así estoy; así esto me tiene. O así tú me tienes a mí!... En el universo de los porqués sin el derecho a una simple respuesta...

Será que?
(carsot 2016)

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal