miércoles, mayo 01, 2013

1 de mayo



Estimada “conciencia de clase”, compañera mía. Hoy es nuestro día y precisamente hoy la alienación pretende dividirnos. Nací, crecí obrero y el rojo de nuestra bandera es la piel que me viste, a eso debo aferrarme y a tu verdad absoluta querida mía.
Extraño lo combativo del término y me duele solo el fraterno, o como dice el verso “si te han dicho que las flores tienen sabrosos olores, debieron haberte dicho que también tienen espinas…” Y así estamos, en medio de la belleza y el hastío del, que hacer? Y el que será?.
Como un dolor crónico, como una rabia desatendida, como un desarraigo mortal, como aquel que no soy yo, como aquel que extraña profundamente el calor de tus brazos y el fragor de tu lucha. Pero aún así seguirás lozana por los que fueron y por los que vendrán.
A los obreros del mundo, a la clase trabajadora, a esos brazos enarbolados, manos de acero, a mi madre, a mi padre y a mis camaradas, un profundo respeto y admiración en este 1 de mayo.
Carsot 2013

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal