jueves, agosto 25, 2005

Chè!.

Chè!.
En cualquier lugar
que nos sorprenda la muerte,
bienvenida sea,

siempre que ése,
nuestro grito de guerra,
haya llegado hasta un oído receptivo
y otra mano se tienda

para empuñar nuestras armas,
y otros hombres se apresten a entonar
los cantos luctuosos

con tableteo de ametralladoras
y nuevos gritos de guerra y de victoria.


Hasta la victoria y siempre!.

1 comentarios:

Blogger Os cromos de Góis ha dicho...

lindo!

4:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Inicio